Y tu, ¿qué Eneatipo eres? 1

Y tu, ¿qué Eneatipo eres?

El eneagrama es una herramienta terapéutica que se base en un mapa de la personalidad cuyos orígenes se remontan a textos sufíes y al trabajo del místico Gurdjieff.

El eneagrama de la personalidad que nos llega actualmente es una propuesta del psiquiatra y gestaltista Claudio Naranjo, discípulo de Fritz Perls (creador de la Terapia Gestalt que se desmarcó del psicoanálisis de Freud en su época). Naranjo, aunó la psicopatología clásica con el eneagrama, tal como lo recibió de su maestro chileno Óscar Ichazo, de la Escuela del Cuarto Camino en los ’60.

A grosso modo, podríamos decir que el Eneagrama se concibe como herramienta de autoconocimiento para descubrirnos en nuestras máscaras y mecanismos neuróticos para, en un proceso de conciencia y trabajo personal profundo, lleguemos a librarnos de la neurosis generada por el ego y podamos desarrollar nuestra espiritualidad.

Se trata de un mapa y, como tal, no es el territorio, porque cada persona es un mundo único y distinto, no obstante, su aproximación es tan certera como sorprendente, y podría afirmar que es la herramienta psicológica (junto a la Astrología) más precisa que he conocido jamás. Como en todo, es necesario hacer un buen uso de ella y no usarla a menos que uno tenga un profundo conocimiento sobre su propia neurosis previamente trabajada.

 

El eneagrama se divide en nueve tipos de personalidad (que a su vez tienen 3 subtipos cada una) y se clasifican en tres tríadas o grupos:

  • Emocionales: 2, 3 y 4
  • Mentales: 5, 6 y 7
  • Instintivos: 8, 9 y 1 

 

Esta clasificación explica que hay personas cuyo motor de vida son las emociones y lo filtran todo según lo que sienten. Otras se mueven por sus pensamientos y tienden a racionalizar antes cualquier experiencia vital. Por último, los instintivos son los que directamente pasan a la acción sin pensar demasiado ni dejarse sentir emocionalmente.

 

¿Cómo se forma el carácter o eneatipo?

Hablar del inicio exacto de nuestro carácter es como querer establecer si viene antes el huevo o la gallina, puesto que, aunque hasta los 7 años no se pueda apreciar con claridad el eneatipo, eso no significa que el potencial o las semillas de quienes somos (y aquí entraríamos en la carta natal de cada persona) no nos vengan dadas a la espera de ser simplemente activadas con la experiencia.

Así que la discusión no es tanto el ¿cuando? o el ¿cómo? sino el ¿por y para qué? De ahí deducimos que hemos tenido que desplegar ciertos patrones de conducta y construirnos un sistema de creencias para poder adaptarnos a las experiencias vividas durante nuestra infancia. Esta suerte de estrategia vital nos ha funcionado para «sobrevivir» pero en nuestra vida adulta nos queda corta y, de hecho, puede resultar más una dificultad en nuestra evolución y aprendizaje que otra cosa.

 

¿Cuales son los 9 eneatipos de la personalidad?

A continuación haré una breve descripción de los 9 eneatipos, aunque antes quisiera remarcar que se trata de un explicación sintética y poco profunda, con lo cual no esperes ubicarte rápidamente desde ahí. Para un mejor autoconocimiento, a parte de un trabajo en psicoterapia con un profesional y de cualquier curso o retiro que pueda ayudarte a encontrarte, recomiendo la lectura de «27 personajes en busca del Ser», de Claudio Naranjo, donde encontrarás todos los eneatipos perfectamente descritos con cada subtipo, ejemplos y pautas terápeuticas para cada uno.

 

Y tu, ¿qué Eneatipo eres? 2

 

  • Eneatipo 1: La Ira. Son personas que proyectan su ira en su búsqueda de la perfección, a través de las normas, las leyes, lo correcto/incorrecto y la responsabilidad. Se frustran constantemente porque nada es como debería ser según ellos y se creen poseedores de la verdad.

 

  • Eneatipo 2: El orgullo. Son personas enfocadas a las relaciones, necesitando sentir que el otro les necesita suelen hacerse imprescindibles fingiendo no esperar nada a cambio de todo lo que dan. Les gusta ser vistos y no toleran el rechazo.

 

  • Eneatipo 3: La vanidad. Dan mucha importancia a la imagen y al éxito. Son camaleónicos porque creen que adaptándose a cualquier entorno gustarán. No se valoran y creen que consiguiendo logros externos y reconocimiento afuera serán felices.

 

  • Eneatipo 4: La envidia. Están conectados con un fuerte sentimiento de carencia desde el cual ven el mundo con inferioridad y comparándose constantemente. Mostrándose inseguros y víctimas atraen el amor de los otros.

 

  • Eneatipo 5: La avaricia. Conectados a un sentimiento de desapego de todos y todo por miedo a necesitar algo de alguien. Viven observando la vida sin implicarse emocionalmente en ella. No dan por miedo a quedarse sin nada.

 

  • Eneatipo 6: El miedo. Viven alertas al peligro y la amenaza. Desconfían y juzgan constantemente para evaluar cada situación. Centrados en su pensamiento y desconectados de su sentir, por miedo a descontrolarse y a sufrir.

 

  • Eneatipo 7: La gula. Su máscara es la alegría, huyendo de la tristeza. Tienen fobia al dolor y al compromiso, y no quieren contactar con lo desagradable, por ello están constantemente haciendo planes de futuro y acumulando experiencias para no parar y sentir.

 

  • Eneatipo 8: La lujuria. Ven el mundo entre fuertes y débiles y a ellos mismos entre los primeros. Defienden a los «suyos» y necesitan tener el poder para sentirse seguros. Les mueve el exceso, la ambición y la intensidad.

 

  • Eneatipo 9: La pereza. Tienden a confluir y adaptarse demasiado a los demás, olvidándose de ellos mismos, hasta no saber distinguir entre sus necesidades y las de los otros. Evitan el conflicto y tienden a ser mediadores porque creen que siendo buenas personas van a ser queridos.

 

Y tu, ¿qué Eneatipo eres? 3
SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER Y RECIBE EL 1er CAPÍTULO DE MI LIBRO "LO QUE LA VIDA TE CUENTA. 10 PASOS PARA TU TRANSFORMACIÓN PERSONAL"
  • La información que nos facilitas será tratada por Gisela López, responsable de la web, a través de Mailchimp, con el fin de enviarte publicidad relacionada con nuestros productos y servicios. Los datos proporcionados se conservarán mientras exista interés por ambas partes. La legitimación se obtiene mediante tu consentimiento. Los datos no se cederán a terceros. Podrás ejercer tus derechos en info@giselalopez.es
No Comments

Post A Comment

La información que nos facilitas será tratada por Gisela López, responsable de la web, con el fin de gestionar y publicar los comentarios del blog. Los datos proporcionados se conservarán mientras exista interés por ambas partes. La legitimación se obtiene mediante tu consentimiento. Los datos no se cederán a terceros. Podrás ejercer tus derechos en info@giselalopez.es