¿CONOCES TU PROPÓSITO DE VIDA?

¿Conoces tu propósito de vida?

Me considero una buscadora nata y desde bien pequeña recuerdo tratar de comprender el significado de muchas cosas. Debo reconocer que, sigo con grandes incógnitas vitales, pero mi experiencia me ha ido aportando respuestas que, al final, podría resumir en un gran tema: el propósito de mi vida.

Creo que tener herramientas para conocer tu propósito de vida puede ser la clave para enfocarte en lo que realmente te gusta y que todo fluya a tu alrededor. Y, aunque la vida siga trayendo experiencias difíciles, seguro que, las verás desde otro lugar más constructivo.

Decía Victor Frankl (un hombre que sobrevivió a los campos de concentración de Auschwitz y Dachau) en su libro El hombre en busca del sentido, donde narra su experiencia como judío que lo perdió todo, que lo que le ayudó a sobrevivir a todo aquello fue el sentido que le dio a su vida, el propósito.

Él fue el creador de la logoterapia, tercera vía de Psicología en la Viena de los años cincuenta, junto a Freud y Adler. Y de sus teorías podemos concluir que:

 

 –Nosotros no inventamos el sentido de nuestra vida, sino que lo descubrimos. –Victor Frankl –

 

ÍNDICE DE CONTENIDOS

 

  • Qué es el propósito de vida y para qué conocerlo
  • Herramientas para conocer tu propósito de vida
  • ¿Qué es lo que sabes hacer?
  • ¿Qué es lo que te gusta hacer?
  • ¿Qué crees que necesita el mundo?
  • Por lo que te pagarán
  • Tu propósito único y especial

 

QUÉ ES EL PROPÓSITO DE VIDA Y PARA QUÉ CONOCERLO

El propósito de vida tiene que ver con aquello que venimos a hacer. Aquello que mejor hacemos y podemos dar, aportar, entregar, a la vida. No creo en un solo propósito para toda la vida, sino más bien en distintas etapas con distintos momentos vitales que nos proponen cosas diferentes. Pero sí es verdad que sí tenemos una serie de dones y talentos que harán que nuestra área de acción vital vaya por unos derroteros u otros. Para lograr descubrir el propósito de vida o, el momento vital en el que estás, necesitarás recopilar una serie de información que te cuento en seguida.

 

HERRAMIENTAS PARA CONOCER TU PROPÓSITO DE VIDA

Ahora te propongo que hagas un dibujo, como el de la foto. Y ahora vamos a ver los distintos puntos.

 

 

 

 –Al perder tu propósito, has perdido el camino. – Friedrich Nietzsche –

 

¿Qué es lo que sabes hacer?

 Todos, absolutamente todos, tenemos dones y talentos, y ninguno es mejor que otro. Tan importante es ser un manitas como saber dar consejos, o ser un gran cirujano como ser un buen taxista. Cada don, cada talento que ponemos al servicio (a veces en nuestro trabajo o a veces en nuestro día a día) es realmente valioso.

Mucha gente se preguntará: ¿Cómo saber si es un don o un talento? Es muy fácil, los talentos surgen de forma innata. Por mucho que otro quiera aprender a ser igual de bueno en los idiomas que tu, si no le surge de forma innata no es un talento. Dicho en otras palabras: no nos suponen ningún esfuerzo, sino al contrario, disfrutamos cuando los aplicamos.

Sobre los dones y talentos habla de forma muy clara y a la vez profunda Emilio Carrillo en esta ponencia, un hombre al que sigo y admiro.

Entonces, ¿qué sabes hacer tu? Sinceramente, ¿qué se te da bien y podrías hacerlo rápida, intuitiva y fácilmente?

Yo puedo entrar en una casa y hacer un radar de todo lo que hay y lo que no hay. Saber mejorar a nivel práctico un armario desordenado en un plis plás, una agenda mal planificada o un caos mental que necesita urgentemente una limpieza y reestructuración. Como ves: ordenar, sintetizar, armonizar, reestructurar. Eso se me da bien, sea para una casa o para la mente de alguien. Creo que mi otro yo fue quien escribió La magia del Orden.

Y, si te resulta difícil pensar en ti mism@ pregunta a los otros.

Recuerda todo aquello que te han dicho, ¡lo que sí sabes hacer! Recuerda tu infancia, adolescencia, madurez, etc. Recuerda tus amigos, familiares, parejas. ¿Cómo te describían?

Y si no sabes qué piensan los otros de tus dones y talentos, ¡pregunta! ¿qué crees que se me da bien? ¿en qué crees que destaco? ¿qué talentos piensas que tengo?

Como última opción, y no por ello menos importante, te recomiendo que te realices una carta de Astrología Psicológica (puedes preguntarme por privado para recomendaciones). Puedes empezar por meter tus datos en la web de astro y leer un poquito las explicaciones que te dan.

 

¿Qué es lo que te gusta hacer?

Ahora que hemos visto qué sabes hacer quiero que te preguntes: ¿qué es aquello que realmente me apasiona? ¿qué me transporta a otros lugares? ¿qué me motiva? ¿qué me pone feliz? ¿qué me mueve por dentro?

Fíjate en cuales son tus hobbies, o qué tipo de pasatiempos tienes. ¿Te apasionan los libros de historia? ¿te encanta estar al día de las últimas tecnologías? ¿solo esperas a tener vacaciones para hacer un gran viaje? ¿pasas tus fines de semana en la montaña haciendo senderismo? ¿te encanta la música y estás todo el día descubriendo nuevos artistas? ¿te apasiona cantar pero solo lo haces en la ducha? ¿podrías pasarte horas mirando películas o haciendo algún tipo de manualidad? ¿te encantan los niños?

 

 

Es sencillo, qué es todo aquello que te encanta, que te divierte, que te llena, y que lo haces sin esfuerzo y encima pagarías por hacerlo.

 

¿Qué crees que necesita el mundo?

¿Has pensado cómo sería para ti un mundo mejor, o una sociedad o entorno mejor del que te rodea? Hazlo. Seguramente lo que tu mejorarías es distinto de lo que yo mejoraría. Eso va según prioridades. Busca lo que tu crees que le falta al mundo, a la gente. ¿Qué ayudaría a mejorar la calidad de las personas? ¿qué necesita la gente, el mundo en el que vivimos?

 

 

Quizás necesitamos unos medios de comunicación más sinceros. O menos contaminación medioambiental. U otra marca de ropa diseñada por ti. O una escuela donde aprender cosas que no se enseñan en la educación actual. O un libro donde cuentes tu experiencia única y personal que ayude a ciertas personas muy concretas. O quizás erradicar ciertas enfermedades. O más música callejera. Quien sabe. ¿Lo sabes tu?

Haz una lista de lo que crees que necesita el mundo para ser un mundo mejor, según tu opinión. Olvídate de lo que diría alguien políticamente correcto. Y escríbelo.

 

Por lo que te pagarán

Es tan sencillo como pensar por lo que tu sí que pagarías. Pongamos que tienes un proyecto profesional en mente, ¿realmente pagarías por este proyecto? ¿qué haría que pagaras por este proyecto? ¿habría algo que podría mejorar el proyecto para que tuvieras más interés en pagar por él?

Aquí, el método de la encuesta también funciona. Muchas veces, con mis ideas locas y proyecto raros, he ido a preguntar a las personas: “¿Tu vendrías a mi centro a hacer estas terapias?”, “Tu ¿cuánto pagarías por este curso para decidir venir?”, “¿Comprarías un libro con el título ‘Lo que la vida te cuenta’ , etc. A veces, nuestro propio entusiasmo nos ciega, y lo que a nosotros nos apasiona y quisiéramos vender, quizás, de entrada, no tenga mucho atractivo para el resto del planeta.

Piensa que, en última instancia, el propósito de vida, aunque sea individual tiene siempre un fin colectivo, pues para bien o para mal, todo lo que haces acaba influyendo a las personas de tu alrededor, en mayor o menor medida.

 

TU PROPÓSITO ÚNICO Y ESPECIAL

Una vez hayas rellenado los cuatro cuadrantes viene la parte creativa o, como yo diría, es el momento de hacer un buen cóctel con todos los ingredientes. Así que, junta aquello que se te da bien hacer, con aquello que te apasiona hacer, junto a lo que el mundo necesita y con lo que te pagarían por hacer y, poco a poco, se perfilará tu propósito vital. 

Tampoco esperes conocer la respuesta de forma inmediata y súper clara. Esto, a veces, requiere días, semanas o meses de cocción. Decirte que yo, aunque probablemente esté a más de un 80% upload de mí misma, aún me queda por seguir descubriendo. Y doy espacio a los giros de la vida. Aquellos en los que tienes que agarrarte bien fuerte porque la vuelta es de 180º.

Por último, en mi caso también las Constelaciones Familiares han cambiado mi vida y le han dado un foco más centrado a mi propósito. Puedes participar en una Constelación Familiar también como representante y así empiezas a resonar y a sanar tus propias heridas.

No obstante, si has hecho todo este trabajo previo del que te he estado hablando, te aseguro que habrás adelantado un gran camino y estarás, sin duda, enfocad@ en tu propósito de vida.

Y recuerda:

El mundo le abre paso al hombre que sabe a dónde se dirige. – Ralph Waldo Emerson

 

Por favor, escríbeme o comenta este post si quieres compartir cualquier cosa conmigo. Te responderé personalmente. Un fuerte abrazo.

SUSCRÍBETE A MI NEWSLETTER Y CONSIGUE ACCESO INMEDIATO A MI EBOOK
Sin comentarios

Publicar un comentario